Hay circunstancias que son cíclicas y se dan cada cierto tiempo. Por ejemplo en situaciones de crisis o dificultades económicas
como la actual, muchas empresas y empresarios se ven obligados a declararse en situaciones de insolvencia. Tanto si te has visto afectado por una declaración de insolvencia como si estás barajando la posibilidad de un concurso de acreedores en tu empresa seguro que te interesa conocer las novedades introducidas en nuestro ordenamiento a través del Real Decreto Legislativo 1/2020.

No es una cuestión menor y en cualquier caso deberás estar siempre acompañado y asesorado por un abogado especializado en derecho mercantil y concretamente en derecho concursal. Cualquier compañía que quiera evitar sobresaltos o escenarios no contemplados puede ir preparando su documentación y normativa y así tendrá el camino allanado y evitará problemas tanto a trabajadores como clientes, proveedores… o al menos mitigando los efectos de la declaración.

Te explicamos a continuación todo lo que hay que saber sobre la realidad de una empresa en concurso de acreedores.

Lo que hay que saber si tu empresa entra en concurso de acreedores

Como hemos dicho anteriormente el nuevo escenario normativo viene dado por el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal. La legislación intenta dar solución al problema con el que se enfrenta una empresa (autónomo, pymes o grandes empresas) cuando tiene problemas de insolvencia y no dispone de liquidez para hacer frente a las deudas pendientes.

El procedimiento jurídico lo que va a intentar es alcanzar acuerdos y solucionar de la mejor manera posible la viabilidad y continuidad de la empresa, evitando por todos los medios a su alcance la quiebra de la misma. Aunque hemos dicho que este proceso puede referirse a autónomos o empresas, hay que señalar que la mayoría de concursos de acreedores solicitados en España son de empresas. En los ocho primeros meses del año 2022 se han declarado en España casi 4000 concursos de acreedores, superando las cifras del año anterior.

Cuando el concurso de acreedores lo solicita la propia empresa ante una previsión de falta de liquidez se denomina concurso voluntario y la ley establece para ello una serie de requisitos en sus artículos 5 y siguientes: plazos de dos meses, hechos conocidos, documentación a aportar, trámites necesarios, representación, poderes…

Si el concurso de acreedores es solicitado por un acreedor o por otras personas legitimadas se denomina concurso necesario. Y en los artículos 13 y siguientes (capítulo IV de la Ley Concursal) se establecen del mismo modo las características que debe contener la solicitud de la declaración así como los documentos o hechos reveladores de la situación de insolvencia de la empresa.

¿Qué significa que tu empresa está en concurso de acreedores?

Como hemos mencionado antes el concurso de acreedores es un instrumento que se aplica cuando el deudor no puede hacer frente a las obligaciones que tiene con los acreedores. O no se prevé que pueda. Y el objetivo del procedimiento judicial no debe ser otro que el de solventar las situaciones de insolvencia y de falta de liquidez.

El efecto más importante que se produce cuando una empresa se declara en concurso de acreedores es que de entrada la empresa dejará de pagar sus deudas. Los acreedores concursales no cobrarán sus créditos, en ese primer momento.

¿Y esto porqué es así?

La ley pretende que todos los acreedores tengan las mismas oportunidades de cobro y que no cobren unos acreedores antes que otros porque fueron más rápidos o porque fueron elegidos de una forma arbitraria por la empresa concursada. Por lo tanto, todos los pagos de las deudas anteriores a la fecha de declaración del concurso se suspenden hasta que en un momento posterior se analizan las deudas, plazos, liquidez…etc y ya se procede a abonar las deudas de la compañía.

Las fases del concurso de acreedores

El procedimiento de concurso de acreedores de una empresa goza de las siguientes fases, a lo largo de su recorrido:

  • Fase preconcursal, en la que se prepara y presenta toda la documentación que solicita la apertura del procedimiento. Es el momento de preparar La Memoria del deudor y de valorar todos los aspectos jurídicos que se van a derivar de la presentación del concurso.
  • Fase común: se nombra administración concursal que tomará posesión del cargo e intervendrá la empresa. Preparará el administrador un documento con la masa activa y pasiva de la empresa, así como la naturaleza de los créditos con terceros (créditos privilegiados, especiales, ordinarios, subordinados….)
  • Fase de convenio se reciben las propuestas de ambas partes con las proposiciones de quita o espera. En las juntas de acreedores se valora la propuesta de convenio antes de presentarla al deudor. La propuesta de Convenio puede incluir quitas, esperas, o ambas. En el caso de las quitas (se permite hasta un 50% de quita y 5 años (hasta cinco años) o ambas.
  • Fase de liquidación. Si no se llega a acuerdo en la fase anterior se abre esta fase que consiste en la venta de los bienes del deudor, para tener liquidez.
  • Fase de calificación: La calificación se realiza para valorar la conducta del concursado para que pueda determinarse si en el estado de insolvencia del deudor, o en su agravamiento, ha habido una actuación negligente de los responsables de la empresa o del propio deudor persona física.

¿Cuánto dura un concurso de acreedores?

Dependerá del tipo de concurso: si es express o si es ordinario. El concurso de acreedores express puede durar de uno a tres meses. Mientras que en los supuestos de concurso ordinario, el procedimiento puede alargarse, y tener una duración mínima un año.

La empresa después del concurso de acreedores

El concurso de acreedores terminará de una de las siguientes maneras:

  • Por pago de la totalidad de los créditos a todos los acreedores.
  • Por haber alcanzado un convenio con los acreedores que permita continuar la actividad de la empresa.
  • Por procederse a la liquidación de la empresa concursada.

Dependerá de en qué fase se termine el concurso:

Cuando se abre un concurso y se aprecia insuficiencia de bienes del deudor: los acreedores cobrarán según orden art. 250 Ley Concursal, aunque no todos. Deudores: se extingue sociedad,
En la fase de liquidación: acreedores ven satisfechas sus deudas. Deudores debe acogerse a un plan de pagos, si es una persona física a la Ley de la segunda oportunidad.
EC Legal es un experto en concurso de acreedores, que se encarga de gestionar todo el proceso desde el primer momento de una manera individualizada y adaptada a las circunstancias del cliente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.