Allanamiento de morada, usurpación de vivienda u okupación son términos que asociamos a lo mismo. Y aunque estos tipos delictivos se refieren, en su mayoría, a la entrada en viviendas ajenas son distintos tipos penales. En este sentido usurpación de vivienda y okupación se equiparan y se pueden utilizar indistintamente. Pero para aclarar las características, semejanzas y diferencias de ambos tipos es por lo que te explicamos a continuación qué es allanamiento de morada y en qué se diferencia de la usurpación de vivienda u ocupación.

El delito de allanamiento de morada

El delito de allanamiento de morada es una infracción legal seria que involucra la entrada no autorizada de una persona en la propiedad de otra, con la intención de cometer un delito, causar daño o simplemente permanecer sin permiso. En el ámbito legal, la morada no se limita solo a viviendas, sino que también incluye cualquier lugar utilizado como residencia, como oficinas o almacenes.

Este delito se castiga severamente, ya que vulnera el derecho fundamental a la privacidad y seguridad de una persona en su propio hogar. La legislación establece que la mera intrusión sin autorización constituye un acto ilícito, independientemente de si se produce daño material o robo.

La defensa contra el allanamiento de morada puede basarse en la falta de intención criminal, la autorización previa del propietario o, en algunos casos, la confusión honesta sobre la propiedad. En EC Legal nuestros expertos en derecho penal pueden evaluar cuidadosamente cada caso, ofreciendo asesoramiento legal sólido y estrategias de defensa eficaces.

Entender las implicaciones legales del allanamiento de morada es crucial para proteger los derechos y la seguridad de los individuos. Si tienes que afrontar cualquier aspecto relacionado con este delito, es fundamental contar con asesoramiento legal especializado para garantizar una defensa adecuada y salvaguardar tus intereses legales. En EC Legal estamos comprometidos a brindar asistencia legal experta en casos de allanamiento de morada, asegurándonos de que tus derechos estén protegidos en todo momento.

El allanamiento de morada

El artículo 202 del Código Penal español es el tipo básico y hace referencia a la entrada en domicilio ajeno sin consentimiento de su titular.

Artículo 202:

1. El particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación la pena será de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses.

La conducta consiste en entrar o permanecer en morada ajena (la vivienda principal o primera vivienda) contra la voluntad del morador. Se establecen unas penas de prisión de seis meses a dos años.

Debe entenderse como morada una vivienda en propiedad, pero también un piso alquilado, una autocaravana… lo importante es que la víctima del delito viva ahí.

El delito de allanamiento de morada agravado

Si se dan ciertas circunstancias, el delito de allanamiento de morada se agrava, es decir, tiene más pena. Ya hemos visto que el artículo 202.2 del Código penal establece que si el hecho de entrar o
permanecer en la morada de un tercero se realiza con violencia o intimidación la pena es de prisión de 1 a 4 años y multa de 6 a 12 meses.

Por su parte el artículo 204 del CP recoge que si el allanamiento de morada se realiza por autoridad o funcionario público fuera de los casos permitidos por la Ley y sin mediar causa legal por delito la pena del 202.1 o .2, según corresponda, en su mitad superior; más inhabilitación absoluta de 6 a 12 años.

Artículo 204: 

La autoridad o funcionario público que, fuera de los casos permitidos por la Ley y sin mediar causa legal por delito, cometiere cualquiera de los hechos descritos en los dos artículos anteriores, será castigado con la pena prevista respectivamente en los mismos, en su mitad superior, e inhabilitación absoluta de seis a doce años.

El delito de usurpación

Esta figura se recoge en el artículo 245.1 y .2 del CP. Y con ella nos referimos al delito de usurpación de vivienda, también conocida como ocupación (okupación en su acepción más moderna).

Artículo 245:

1. Al que con violencia o intimidación en las personas ocupare una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena, se le impondrá, además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas, la pena de prisión de uno a dos años, que se fijará teniendo en cuenta la utilidad obtenida y el daño causado.

2. El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.

En este supuesto la vivienda no es morada, por lo que no es el lugar en el que se resida principalmente. Además la calificación del delito será como leve si se realiza la ocupación sin violencia o intimidación.

La diferencia entre ocupación y allanamiento de morada

Hay varias diferencias entre ambas figuras. La primera diferencia radica en el bien jurídico protegido. Mientras que en el allanamiento de morada se protege la inviolabilidad del domicilio, en el caso de la ocupación o usurpación de vivienda lo que se protege es el derecho a la propiedad privada.

También hemos visto que en el caso del allanamiento de morada no implica que se realice sobre un inmueble, ya que puede cometerse accediendo a una caravana.

Por último la legislación establece una diferencia en la pena de ambos delitos, ya que son diferentes.

 

EC Legal como especialista en Derecho Penal se encarga de asistir a los clientes en caso de haber sufrido cualquier delito, desde el momento de la interposición de la denuncia hasta el final del proceso.